SANACIÓN BENEDICTINA



Esta técnica utiliza la fuerza divina para expandirse y producir la sanación. Al terminar cada una de las oraciones, Dios, la Santísima Virgen y los Santos Angeles y Arcángeles se hacen presentes en forma inmediata para asistir al paciente.
Este rito comenzó a realizarse 10 años después de creada la Orden de los Benedictinos; fue en un monasterio benedictino de Italia que se tradujo en latín el texto original realizado en griego y arameo antiguo: aunque recién aparece en los primeros escritos en el año 580, donde se explicaba claramente cuáles eran los siete puntos de aplicación.
De ahí en adelante, fueron los monjes de esta Orden contemplativa quienes han practicado este ritual de Sanación con resultados maravillosos.
Si bien puede usarse para aliviar todo tipo de enfermedad, es recomendable para casos muy graves, enfermedades crónicas, cáncer, etc.
¿Cuáles son los efectos?
· Expande el aura o la sutilidad, permitiendo el libre fluir de la energía llegando a la máxima profundidad a modo de resonancia.
· Colma de energía divina las áreas bloqueadas por lo cual, además de la sanación se obtiene una perfecta protección.
· Cicatriza heridas áuricas.
· Abre por varios días una conexión de Luz Divina entre el Cielo y la persona que recibe esta Sanación que actúa normalizando y sanando la zona. Terminada la sesión esta conexión permanece con gran poder y profundidad, sanando todo lo que no deba estar allí.
SEMINARIOS DE CAPACITACIÓN
Duración: 3 horas